Esmoquin (Smoking)

Un error muy frecuente en el dress code de las bodas españolas es el uso del chaqué para bodas que se celebran pasadas las 6 de la tarde. 

Si lo que se pretende es dotar a la ceremonia de la máxima formalidad y solemnidad, lo adecuado es vestir un frac. Si no es así, lo aconsejable es un impecable esmoquin, aunque conceptualmente definido como prenda informal, convierte al novio en un elegante anfitrión.

Colección de esmoquin y frack Ottavio Nuccio Gala

A menudo, muchos novios rehúyen utilizar un esmoquin en su boda porque les recuerda la imagen de un camarero. Respetando tan encomiable profesión, debemos decir que la diferencia estriba en qué esmoquin y complementos se elijan.

Diseñado para lucir tanto en bodas de tarde o noche, como en entregas de premios, cócteles y otros actos sociales de cierta relevancia, pero sin llegar a la importancia de una recepción oficial o una cena de gala, un esmoquin refleja en quien lo viste un aspecto difícilmente superable por un traje y denota un exacto conocimiento de las reglas de la etiqueta.

El esmoquin no es una prenda de trabajo, es un atuendo que, dependiendo de la sobriedad o transgresión que queramos mostrar, está compuesto de una chaqueta de solapas brillantes, de una fila o cruzado; negra o blanca, azul oscura o midnight blue, o de otros colores; en cuadros tartán o tercipelos y rasos lisos ; camisa formal, con botonadura negra y doble puño, pantalón con galón de raso, fajín y pajarita a conjunto, pañuelo, foulard, gemelos, tirantes y zapato negro o si se prefiere, coordinado con chaleco.

Para el 2015, Ottavio Nuccio Gala propone una diferenciación absoluta con sus esmoquins de seda de colores, o sus múltiples combinaciones, tuxedos de terciopelo para el otoño, clanes escoceses, el clásico y atemporal negro, o los atrevidos y únicos de la colección Emotion, con solapa chal o de pico, rectos o cruzados. La variedad es la que tú mismo puedas imaginar.

Trajes de novio esmoquin para bodas modernas de tarde